Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Abeto, arbolito navideño cuya trementina es de múltiples usos medicinales
#1
Es el preferido entre las familias pináceas para el arbolito navideño y cuya trementina ha gozado siempre de mucha fama en la medicina tradicional por sus propiedades balsámicas, expectorantes y antisépticas de las vías respiratorias y urinarias.
Existen muchas especies aunque todas son curativas porque contienen activos similares en su trementina. Es un árbol de gran porte que puede llegar a alcanzar los 60 metros de altura; de tronco recto y corteza relativamente lisa, grisácea, con la copa piramidal y que se mantiene verde todo el año.
Las ramas las tiene ordenadas por pisos, extendidas, por lo que es ideal como arbolito navideño, teniéndose numerosas leyendas, como veremos más adelante.

Características

Se distinguen de otros miembros de la familia de los pinos por sus hojas, en forma de aguja que están unidas a la rama por una base por un pie que recuerda una pequeña ventosa y por sus frutos; conos cilíndricos de entre 5-25 cm de largo, compactos, con escamas o brácteas, que se yerguen erectos sobre las ramas, agrupados cerca de la parte superior.
Al madurar, los conos no se desprenden del abeto como las piñas de los pinos, sino que se descomponen en las ramas  liberando los piñones y escamas , tal como se ha graficado en algunos arbolitos navideños artificiales.
Forma piñas rollizas, de no más de 5 cm. de anchura, prolongadas y erguidas sobre las ramas, con las escamas que recubren las semillas.
La identificación de las especies está basada en el tamaño y disposición de las hojas, el tamaño y forma de los conos y en si las brácteas de los conos son largas y extendidas o cortas y escondidas dentro de él. Están estrechamente emparentados con los cedros.

Compuestos

De la recolección del abeto  interesan fundamentalmente las  yemas, hojas, corteza y resinas.
De las yemas se saca una resina y una esencia compuesta de limoneno y pineno mientras que de las hojas obtenemos glucósidos, piceina y también una esencia.
En la corteza encontramos celulosa, minerales y taninos.
Y , por último pero no por ello menos importante, en la resina tenemos el compuesto más característico de este árbol, que es la esencia de trementina que se acumula en lagunas o vejigas corticales durante la primavera y el otoño; se presenta líquida y, aunque viscosa, es casi tan fluida como el aceite.
Destilando esta trementina -generalmente en vapor de agua a temperatura no demasiado elevada- se obtiene la esencia, además de otros compuestos.

Propiedades medicinales

Desde hace siglos la  trementina de abeto ha gozado siempre de mucha fama en la medicina tradicional por sus propiedades balsámicas, expectorantes y antisépticas de las vías respiratorias y urinarias.
En uso externo es rubefaciente, es decir, que aplicado sobre la piel la enrojece e inflama, aprovechándose esta virtud para aplicar sobre ella otros medicamentos que penetren mejor en la piel.
Por tratarse de una esencia, se deben guardar las debidas precauciones
por la posible aparición de irritaciones y alergias.
– Infusión. A partir de las yemas o de las hojas.
– Tintura. De 10 a 20 gotas de la tintura, tres veces al día.
– Extractos. Se pueden encontrar tanto el extracto seco como el fluido, y ambos tienen idéntico uso.
Además se puede usar de forma externa en baños, inhalaciones, linimentos, ungüentos o emplastos.

Uso de las yemas:
 
Las yemas de abeto se utilizan en infusión contra los catarros bronquiales y pulmonares y contra la tos. En 1 l de agua hirviendo se echa 1 onza de estas yemas, se tapa el cazo y se retira de la lumbre. Endulzada con azúcar cande o con miel, esta infusión se toma a tazas, cuanta se quiera.

Depurativo, contra el asma

Caminar en un bosque de pinos, es realmente relajante y energizante porque su aroma inunda el aire confiriéndole una exquisita sensación de bienestar al organismo,  sobre todo a los pulmones cansados por el oxigeno viciado de las ciudades. En las lluvias de primavera, el perfume del pino se esparce en todo el ambiente y todo el paisaje revitalizarse con su presencia.
Pero, ante la ausencia de bosques, con las hojas, piñas y brotes nuevos del abeto se pueden preparar tés que tienen un efecto depurativo de la sangre, además es un gran fortificador del sistema respiratorio, ayudando a las personas que sufren asma, a quienes se les recomienda coloquen en sus habitaciones ramas cortadas de pino en floreros grandes , pues su aroma purificará y energizará el ambiente. Igual consejo para las personas que cantan.
Para preparar un té, pueden utilizarse las hojas, piñas verdes y brotes, se colocará a razón de 20 gramos en un recipiente y se le agregará un litro de agua hirviendo dejando reposar media hora. Se filtra y podrá beberse una taza cada 6endulzada con miel o melaza.
Otras afecciones
Resfríos, ronqueras, tos rebelde, catarros, laringitis, problemas de la garganta, asma, gripes, hinchazones por golpes, enfermedades nerviosas, depresiones, nostalgias, decaimientos, tuberculosis, reumatismo, gota, afecciones de la piel, acné, herpes, granos, mala digestión, debilidad estomacal, dispepsia, enfermedades del aparato urinario, problemas de la vejiga ictericia, sudor excesivo en manos y pies, palidez, dolores musculares y reumáticos, tos crónica, problemas de la matriz, etc.
Se puede obtener el jugo fresco de los brotes, ramas tiernas y piñas del abeto, exprimiéndolo manualmente. Se puede tomar media cucharita cada 2 horas si fuera necesario en casos de enfermedades rebeldes, en poco tiempo se restablecerá la salud, además cuidar su dieta comiendo alimentos sanos y completos.
Dolores
Con el jugo obtenido también pueden hacerse fricciones en partes doloridas por los problemas mencionados, como por ejemplo en casos de dolores de cintura, huesos o golpes, al usar este jugo también se previene en tiempos de gripes o enfermedades del sistema respiratorio ya que actúa fortaleciendo el organismo ante los ataques de dichas enfermedades.
Herpes
Aplicar con un algodón embebido en el jugo y pasar por la zona afectada 2 o 3 veces por día hasta su desaparición. También es conveniente practicar un baño de inmersión en un preparado a base de abeto.

Baños de inmersión

Es recomendable los  baños de inmersión con un preparado de hojas de pino. Se hierve un kilo de  ramas de pinos en una buena cantidad de agua, luego se filtra y el té resultante se vuelca en la tina.  Tomar un baño de inmersión por espacio de 20 a 30 minutos.
Preparación del extracto

Se toman 10 piñas verdes y se cortan en pequeños trozos, colocándolos en un recipiente de vidrio o enlozado. Vierta agua fría hasta taparlas.  Déjelas en maceración fría durante 24 horas después de la cual  cocine a fuego lento durante 40 minutos.
Filtrar y agregar  miel pura de abejas a la mitad aproximadamente del volumen del agua. Vuelva a colocar sobre el fuego, y cocine a fuego lento hasta que tome una consistencia de un jarabe.
Este preparado es aconsejable para los problemas pulmonares, asmáticos y de nervios. Cada tres horas tomar una cucharadita.

¿Sabías que…?

Hasta principios del siglo XX era el remedio por excelencia a través de una infinidad de emplastos y ungüentos, muchos de los cuales han pasado al olvido al ser reemplazado por fármacos que , pese a la propaganda que les rodean, no tienen sus mismas virtudes.  
La virtud balsámica y vulneraria (cicatrizante) de la trementina aplicada exteriormente es bastante celebrada. Por esto, apenas hay linimento, emplasto o ungüento para el uso de las heridas y úlceras.
Es también  diurética y laxante y en la medicina naturista se recomienda  para las úlceras de los pulmones, riñones, de la vejiga y de las demás vísceras. Es de mucho uso en la gonorrea. La práctica enseña que algunas veces arrastra la materia purulenta de la parte enferma dándole éxito por la orina, lo que tengo algunas veces observado.
Riberio, y otros célebres autores, la encargan para preservar de los malos efectos del cálculo y arenas de los riñones; y la prefieren a los demás diuréticos, que excitando éste las orinas laxa al mismo tiempo el vientre, de modo que deriva por la cámara los humores crasos, lo que los demás diuréticos no hacen. 

Fuente: https://plantitas.wordpress.com/2007/12/...post_flair
Responder }


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)